Lo que no se ve, no existe

Lo que no se ve, no existe. 2018

Instalación compuesta por cuatro serigrafías a dos tintas, cuatro soportes en madera con luces LED y cuatro linternas de luz UV — Medidas variables — Edición de 5 + PA.

Concepto

Lo que no se ve, no existe parte de la realización de una genealogía de diseñadoras gráficas a lo largo de la historia. Esta genealogía ayuda a deconstruir la Historia del diseño hegemónica tal y como la conocemos en la actualidad. Supone una búsqueda para rescatar, visibilizar y reivindicar a las mujeres dentro de ese campo. Si bien es cierto que este proyecto surge de una experiencia personal tras mi propia formación, también sirve para cuestionar las lecturas patriarcales canónicas, con la firme convicción de que la educación es fundamental para cambiar los referentes visuales futuros.

Formalización

La propuesta se concreta en la elaboración de una serie de carteles autoeditados en serigrafía. En ellos se pueden leer listados de referencias de diseñadoras y diseñadores extraídos de diferentes manuales (y también de mis propios apuntes de clase). Estos carteles de estilo tipográfico tienen un formato de 70×100 cm aproximadamente y están estampados a dos tintas, siendo una de estas tinta fotoluminiscente ayudando así a crear un juego subversivo de visibilidad y ocultación en la lectura de los mismos.

Expuesto en Mulafest 2018, XXXIV Muestra de Arte Joven en la Rioja, Salón Getoxoarte 2018 y OPEN STUDIO 2019 (artista invitada en el estudio de Marina Vargas).